CORREGIMIENTO LA FLORIDA Y EL AGUA DE PEREIRA

59

Hernán Roberto Meneses M

El 100% del agua potable consumida por los habitantes urbanos de Pereira y el 40% de Dosquebradas es tomada del Rio Otún aproximadamente en la cota 1544 msnm, en el corregimiento de La Florida.

Según datos del Censo 2005 en las 9 veredas de La Florida habitan 3291 Personas, pero la presión en los últimos diez años puede fácilmente haber duplicado esa cifra. Veremos que nos dice el Censo 2018.

De acuerdo con el Informe preliminar de Carder sobre el Plan de Ordenación y Manejo de la Cuenca Otún –POMCA Otún (Febrero 2017)-se han otorgado licencias de vertimiento así: 218 domésticas, 2 agroindustriales y 168 industriales. En el municipio de Pereira hay 6 porcícolas autorizadas.

La corregidora expresa en un video en redes sociales,  que las 2 Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales están colapsadas,  una en la cabecera del centro poblado y la otra en la Vereda La Bananera.

El Índice de Calidad del Agua –ICA- (ponderadas siete variables, físicas, químicas y microbiológicas, de acuerdo con metodología ERA -IDEAM) realizadas por CARDER para el POMCA Otún muestran en un punto aguas arriba de la bocatoma (ICA 0.79) nivel Aceptable (>0.75).

El Índice de uso de agua –IUA- que relaciona la oferta y a demanda indica que para caudales medios es del 110% y para caudales mínimos es del 183%. Estamos usando la fuente al límite.

En los eventos de incremento de la oferta hay amenazas de avalancha y remociones en masa para una área de 10 mil Ha, equivalente al 18% del área de la cuenca.

Así descrita la situación, no es buena idea aumentar la densidad poblacional en La Florida. Cuatro razones estructurales: 1) Los eventos hidrológicos de avalanchas, 2) Los eventos de remoción de masas en la cuenca media y alta y 3) el incremento en la demanda de consumo por agua potable en la actualidad saturada. 4) Mayor población sin tratamiento de las aguas residuales como en la actualidad se está presentando, agrava la situación.

¿ Qué hacer?. En primer lugar revisar las concesiones de vertimientos, y de manera especial ejercer mejor control, no son muchos los autorizados, son pocas las sanciones y la autoridad ambiental ha dado muestras de una gran debilidad para ejercer sus funciones. ¿Y cómo? La respuesta es la misma frente al gobierno: Mas Sociedad Civil. Más veedurías. Más Concejales Verdes como Carolina Giraldo. Más Cabildos Abiertos.

Es la hora de la Sociedad Civil. La Cultura, El Gran Parque San Mateo, La Dulcera, La Florida son asuntos con relevancia, por los movimientos de la comunidad, por las acciones de los grupos de interés por el bien común.

Una nueva ciudadanía se está consolidando relacionada con el medio ambiente y el buen gobierno. ¡Que bueno! Es la hora de los colectivos y la participación ciudadana, crece la demanda por mejor institucionalidad. Acciones, cambios, transparencia,  se espera del lado gubernamental.