Viviane Morales y una candidatura muy enredada

75
Candidata liberal tomado semana

Viviane Morales no participará en la consulta del Partido Liberal y su futuro político quedó en un terreno incierto. Su aspiración de ser la próxima mandataria de los colombianos está enredada. Sin embargo, la hoy senadora ha decidido continuar con su propósito y estudiar sus opciones. Rodrigo Pardo, director editorial de SEMANA, conversó con la congresista para saber de primera mano cuál será su estrategia.

Sobre el Partido Liberal

“Se inventaron, como en las licitaciones que hacen los corruptos, un pliego que solo ellos pueden cumplir”, aseguró la senadora a propósito del manifiesto de los principios liberales que promovió Horacio Serpa como requisito para poder participar de la consulta para definir el candidato único a la Presidencia.

Según Morales, lo que hizo el partido fue cambiar las reglas sobre la marcha afectándola. “Cuando hicimos los debates sobre el tema del referendo, por ejemplo, no dijeron nada”, remarcó.

Precisamente el manifiesto tiene dos puntos fundamentales: defender los acuerdos de paz y no discriminar a las parejas del mismo sexo. “Sobre el tema de la adopción de parejas del mismo sexo, yo buscaba que el pueblo se pronunciara. Creo en el constitucionalismo popular, yo reivindiqué la Constitución del 91. Además, la adopción no es un derecho fundamental, es un mecanismo para defender a los niños”, explicó Morales.

Desde la visión de la senadora lo que ocurrió fue que los líderes del partido “hicieron un cálculo guiados por el miedo” al traducir las firmas -2.300.000 que recogió para el referendo- en votos.

Sobre el proceso de paz la senadora explicó que ella aplaudía la terminación del conflicto con las Farc por la vía negociada, sin embargo, habría que “introducir garantías”. Morales explicó que “las Farc tienen que entender que tras el plebiscito fueron derrotados por el pueblo” y ceder.

“Los resultados del plebiscito se tenían que haber respetado. El presidente no tenía que imponerlos por fast track (…) antes la Corte Constitucional era la garantía, ahora es una corte de bolsillo”, aseguró Morales.

Así las cosas, la senadora anunció que no asistirá al congreso del Partido Liberal, que se realizará esta semana, por considerar que “está manipulado por la mermelada y la maquinaria”.

Ahora que no será candidata presidencial por el Partido Liberal está estudiando “posibles caminos jurídicos” debido a que la doble militancia está prohibida, pero considera que en su caso le fueron cambiadas las reglas de juego. “Yo nunca quise salirme, pero el partido faltó a un principio que es la confianza”, aseguró. Además, anunció que si no puede ser candidata presidencial, tampoco piensa regresar al Senado.

Respecto a una posible coalición, Morales aseguró que está en acercamientos. Y agregó que “los movimientos cristianos se están hasta ahora organizando, es muy prematuro” para pensar en una alianza con ellos.

De lo que no tiene duda es que hay un “fenómeno” en el que están tomando mayor relevancia los grupos religiosos. “Esas personas que tienen esas convicciones religiosas son ciudadanos y tienen derecho a participar”, sin embargo, insiste en que sus ideas se basan en argumentos jurídicos y no en versículos de la biblia.

Una constituyente

Morales asegura que en este momento se necesita una constituyente para reformar la Justicia, ya presentó el proyecto para convocarla y cree que si pasa en el Congreso lo ideal sería escogerla después de las elecciones. “Serían 30 integrantes que se dedicarán por tres meses a los temas de la justicia”, explicó la senadora, quien considera que las Altas Cortes no deberían tener funciones electorales, que además debería haber una doble instancia para congresistas y lograr que se conviertan en órganos de altísimo nivel técnico.

La senadora también habló de los escándalos de corrupción que golpean a la Justicia. “Cuando fui fiscal me enteré que había recomendados de Leonidas Bustos en la Fiscalía. Conocí a un delegado de la Corte de nombre Acero, le pedí la renuncia y me adujo problemas personales, meses después se fue y luego lo reintegró Montealegre”, explicó.

Morales cree que en la Fiscalía todavía hay funcionarios recomendados por el magistrado. “Sería muy importante que se hiciera la disección de la nómina de Montealegre, que le creció mucho”, aseguró.

Economía y educación

“Tenemos que redescubrir la vocación económica real de Colombia. En el siglo XIX era el café, en el siglo XX la minería (…) no podemos depender solo de eso”, explica la senadora. Su apuesta sería por el campo, apoyaría la investigación agrícola, agroindustrial y el ecoturismo.

Morales también se refirió a las consultas mineras que se están llevando a cabo en el país, aseguró que “pecamos por falta de liderazgo desde lo nacional”, y que las consultas han sido respuestas de los municipios después de que dejaron de recibir las regalías a las que estaban acostumbrados. “Es necesario reglamentar las consultas porque también hay que tener en cuenta que pertenece a la nación”, advirtió.

Para Morales es necesario hacer una reforma tributaria estructural, para que se eliminen algunos tratamientos privilegiados, y con ese dinero se pueda invertir en educación, específicamente en las universidades públicas, en ciencia y tecnología

TOMADO DE SEMANA